Cuidando la vida y el planeta

Cómo ser feliz un día de verano sin planes

Estamos en pleno verano, con mi familia y amigos de vacaciones, y yo estoy aquí, en mi casa, escribiendo un libro. Sin embargo, sé que no he hecho más que empezar la faena y ya quiero diversión. Tengo ganas de salir, de quedar, de disfrutar del buen tiempo, pero ese libro no quiero hacerlo esperar y he decidido dedicar el mes de agosto a él. Solo quedan tres días para que empiece agosto y ya me voy dando cuenta que decidir escribir tiene unas ventajas grandes porque me encanta dar a conocer lo que me sopla el corazón, pero por otro lado pierdo cosas que no estarían nada mal gozar. Así es la vida, llena de momentos, y cada uno tiene sus aspectos positivos y negativos. Si nos empeñamos, podemos ver algo que enturbia los mejores momentos, y al revés, podemos encontrar lo mejor en medio de la adversidad. Siempre que elegimos algo estamos diciendo que no a un montón de cosas, pero a la vez aprender a conformarnos con lo que llega y estar abiertos a que la vida nos sorprenda de múltiples maneras es un modo de vivir que nos regala siempre experiencias con las que crecer.

Tú eres SoySol

Si has perdido la confianza en el ser humano o incluso en ti mismo, nosotros venimos a decirte que creemos en ti. Nuestro sueño es posible.